La caída del cabello es un proceso fisiológico que ocurre en nuestro cuero cabelludo. El pelo  tiene un ciclo de vida normal desde que nace en el folículo piloso hasta muere y cae que suele durar unos cuatro años.  Pero cuando este periodo se acorta y se  produce una caída desmesurada, unos 125-150 cabellos al día, hablamos de alopecia y se recomienda el uso de tratamientos que frenen este proceso.

 

La caída del cabello: un problema médico y social

Para muchos, la pérdida del cabello no es sólo un problema médico, sino que es percibido también como un problema social, llegando a tener graves repercusiones  psicológicas para quienes la padecen.

El cabello es una de las partes del cuerpo más cuidada y valorada, tanto por los hombres como por las mujeres. En consecuencia, para muchos, la pérdida del cabello está considerada como el primer paso hacia la vejez prematura. La calvicie, incluso,  puede llegar a influir a la hora de optar a un puesto de trabajo.

 

La caída en el hombre

Normalmente existe un componente hormonal (alopecia androgenética) y de herencia tanto del padre como de la madre. Un hombre con padre y abuelo materno calvos tiene grandes probabilidades de quedarse calvo, especialmente antes de cumplir los 30.

La caída se produce por un aumento local de dihidrotestosterona (DHT), una hormona masculina que provoca que se acorte la fase de crecimiento del pelo. Tras su  caída, los cabellos son reemplazados paulatinamente por otros cada vez más finos y cortos.

La caída del cabello masculino (la alopecia androgenética) es más difícil de combatir que la de la mujer. Se suele iniciar en la línea frontal del pelo que, al retroceder e ir perdiendo cabello, deja entrever las tradicionales “entradas”. Posteriormente aparece la “coronilla”. Las entradas, que siguen retrocediendo, llegan a unirse con la coronilla produciéndose así un ensanchamiento de la calva.

caida

La caída en la mujer

La caída del cabello en las mujeres tiene una influencia muy negativa en la calidad de vida, porque el cabello forma parte de la imagen de la mujer, de su forma de ser y de su forma de sentirse.

En la mujer se pueden dar dos tipos de caída del cabello:

La alopecia Androgenética

La caída del cabello androgenética viene provocada por una mayor actividad de las hormonas sexuales masculinas (andrógenos), presentes tanto en hombres como en mujeres. Una mujer con padre y abuelo materno calvos tiene grandes probabilidades de sufrir un aclaramiento del cabello hacia los 50.

Efluvio

El Efluvio Telogénico es una situación de pérdida del cabello, no muy conocida, pero cada vez más común, que afecta fundamentalmente a mujeres de entre 30 y 60 años. Suele iniciarse al cabo de 2 a 4 meses del motivo desencadenante por lo que, a primera vista, no es fácil asociarlo a una causa o motivo.

El efluvio telogénico suele ocurrir porque hay un aporte deficitario de los elementos esenciales (aminoácidos, oligoelementos y vitaminas) para el normal metabolismo del cabello.

Existe, sin embargo, un momento clave en la mujer en el que se da más frecuentemente el efluvio telogénico: tras el parto.

caiida

 

Importancia de la prevención

Hoy en día, son muchos los recursos que tenemos para prevenir y tratar la caída del cabello tanto en el hombre como en la mujer.

Recordemos que en muchas de las caídas del cabello, los folículos pilosos no han sido destruidos. En éstas, el folículo permanece vivo y a veces es posible la recuperación del cabello.

Todavía hoy existe la creencia, sobre todo en hombres, de que la calvicie es un estado natural y como tal no tiene remedio.

Nosotros, desde la farmacia Zeneida Perseguer, podemos recomendarte los productos que mejor se adecuen a tu tipo de caída.

Deja un comentario