El aumento de la temperatura con la llegada de la primavera empeora los síntomas de la insuficiencia venosa o varices. La sensación de piernas cansadas, hinchadas y doloridas es más notable debido al efecto dilatador que ejerce el calor sobre nuestras venas.

 

¿Por qué aparecen las varices?

La aparición de las varices se produce porque las venas dilatadas no son capaces de ejercer con suficiente fuerza su función de retornar la sangre hacia el corazón por lo que se deforman y la sangre queda estancada en ellas. Así, se produce el edema, hinchazón de la pierna, o, en fases más avanzadas, úlceras o flebitis.

 

Una de cada 10 personas sufre de varices, mayoritariamente mujeres (predisposición hormonal). Su aparición aumenta con la edad, aunque cada vez afecta a pacientes más jóvenes, debido a que esta patología tiene que ver mucho con el estilo de vida. Exceso de peso, sedentarismo, mala alimentación o pasar mucho tiempo seguido sentado o de pie, son factores que contribuyen a que nuestra circulación no fluya correctamente.

Consejos para evitar las varices

Por tanto, se pueden seguir unas pautas y mantener unos hábitos saludables para evitar complicaciones:

  • No permanecer de pie, quieto o sentado largos periodos de tiempo. Si es inevitable, se deben realizar movimientos giratorios del tobillo y estiramientos de piernas.
  • Reposo con elevación de piernas durante 15-30 minutos.
  • Aplicar ligeros masajes en piernas y tobillos, desde los pies hasta los muslos. El uso de geles fríos y otros preparados para administración tópica es recomendable.
  • No usar agua excesivamente caliente en la ducha; se recomienda aplicar agua fría en las piernas de manera ascendente.
  • Evitar ropa muy ceñida que dificulta el retorno venoso.
  • Evitar fuentes de calor (saunas, depilación con cera caliente…)
  • Dieta rica en fibra, frutas y verduras.
  • Hacer ejercicio físico a diario. Caminar, bicicleta, nadar son buenas alternativas para favorecer el retorno venoso
  • Evitar tabaco y alcohol
  • En determinados casos puede ser recomendable el uso de medias de compresión y la toma de medicamentos venotónicos.

Deja un comentario